Transporte Marítimo: ¿Quién es responsable de la carga mientras cruza el océano?

2 min de lectura

puerto

27 de julio del 2021

Por Roberto Katz, Director Ejecutivo de KLog.co

Para entender cómo operan los negocios internacionales, debemos tener en cuenta que estas transacciones tienen un origen en un contrato de compraventa que se realiza entre un importador y un exportador, en donde se pactan las condiciones que regularán la operación comercial en cuestión y que se debe regular según una serie de reglas internacionales de carácter facultativo recopiladas por la Cámara de Comercio Internacional conocidos como Incoterms (International Commercial Terms). Su principal función es determinar las responsabilidades y costos que deben asumir tanto el importador como el exportador, durante la cadena de transporte internacional, incluyendo responsabilidades aduaneras.

De esta manera, los Términos Internacionales de Comercio definen básicamente, el punto hasta el cual el vendedor es responsable de la mercancía y cuáles son los gastos a su cargo y que, por lo tanto, estarán incluidos en el precio. Y es que al momento de realizar este tipo de transacciones internacionales es de vital importancia tener en claro las responsabilidades propias, pero también las del otro, ya que no saber qué está en manos de quién durante el proceso de transporte, significa sólo riesgos para quien está importando, y quienes nos entendemos en el rubro de la logística, entendemos que existe una línea muy delgada entre correr riesgos y vivir una tragedia.

Es así como las compañías de logística en transporte cobran aún más relevancia en el escenario del comercio exterior, ayudando a expandir el acceso a la información en las rutas de carga, además de facilitar los procesos de compraventa internacional con las vastas ofertas de servicios que cubren desde la asesoría para el uso del Incoterm idóneo para cada carga/negocio, hasta los seguros de carga y contenedor que son otro ítem importantísimo a considerar para evitar riesgos en el proceso de importación.

Y es que el hecho de subir la carga a bordo de un barco, es recién el comienzo de toda una odisea marítima en donde ante cualquier eventualidad con el transporte que requiera deshacerse de la carga, ya sea por cerciorar una embarcación eficiente o una emergencia que comprometa la seguridad de su tripulación, el capitán del barco no dudará en hacerlo. Y si esa mercancía no cuenta con seguro de carga y seguro de contenedor, alguna de las partes de esa transacción internacional se verá seriamente perjudicado con el negocio.

Aquí es donde vale la pena hacer hincapié en la importancia de que cada importador trabaje con empresas embarcadoras que tengan prestigio y cuenten con los resguardos necesarios para asegurar una transacción eficiente, seguros en caso de emergencia, y sistemas de seguimiento de cargas que le asegure al comprador verificar el estado de su mercancía en todo momento. Asimismo, es primordial que cuenten con excelentes prácticas de comunicación, y conocimiento específico sobre Incoterms y su uso apropiado para cada carga, ya que factores como; el tipo de producto, el fabricante y su ubicación geográfica, son determinantes para asignar el Incoterm indicado a cada importación, y asegurar así que la mercancía llegue a puerto en las mejores condiciones.

¡Suscríbete aquí!